Cómo invertir en vivienda sin morir en el intento 

Posiblemente llegaste aquí con algún miedo; invertir tus ahorros en una propiedad que solo vez en planos, tomar la responsabilidad de un crédito a más de 15 años, que la constructora no te entregue en el tiempo que deseas. Estos y muchos más pensamientos pueden pasar por tu cabeza en estos momentos; es normal, a todos nos sucede cuando vamos a entrar en algo desconocido, y nuestro cerebro comienza a buscar excusas, peros y datos que analizar para dilatar y evitar que tomes la gallardía de entrar a la incertidumbre de eso nuevo que vas a vivir. ¿Te suena familiar?, Piénsalo… tu primer beso, tu primer día de trabajo, la primera vez que te tiraste del trampolín o que hiciste algo extremo; Si no hubieses vencido ese miedo jamás te hubieses permitido tener la oportunidad de vivir las mejores experiencias de tu vida.

Así son las inversiones y la vivienda, aunque sea una de las más seguras, también pueden provocar algún tipo de incertidumbre y aquí es donde va nuestro primer consejo:

Que el análisis no te de parálisis:

Si eres de los que se toman su tiempo para analizar “aquí, allá, esto, lo otro” buscando la mejor oportunidad para invertir o una “ganga”, sin tomar una decisión… déjame decirte que esperar una “oportunidad perfecta” es una falacia, así mismo como llenarte la cabeza de información sin tomar ninguna acción no te llevará a cumplir tus objetivos ni a aprender de forma íntegra la inversión inmobiliaria. Lo que nos lleva a nuestro segundo consejo…

Busca y visita:

Define el presupuesto que tienes para la compra de tu vivienda, luego busca en portales inmobiliarios, ferias y salas de venta de las constructoras, graba esa visita para verla con detenimiento en tu casa y llena nuestro Check List para elegir tu proyecto ideal.

Verifica el respaldo:

Lo mejor para mitigar esa incertidumbre que tienes al invertir en vivienda es buscar garantías, no solo en la trayectoria de la constructora, también, debes verificar si el proyecto cuenta con una fiducia que administre los recursos y si esta es de administración total puedes estar tranquilo, tu inversión está siendo administrada por una entidad vigilada por la superfinanciera desde la primera cuota hasta que se escriture y entregue el inmueble.

Conoce las diferencias entre fiducias inmobiliarios en el siguiente articulo

Invierte en una buena zona:

Aquí hay diferentes puntos de vista, según el objetivo que tengas podemos darte diferentes consejos:

  1. Si deseas vivir en ella: debes priorizar tus gustos y preguntarte qué es más importante para ti: Tranquilidad, cercanía a tu lugar de trabajo, el colegio de los niños, accesibilidad vial, valorización a futuro.
  2. Si deseas arrendarla: Busca una zona en donde la ocupación de las viviendas sea muy estable, eso quiere decir que la zona es agradable para sus habitantes y en caso que tengas que colocar el aviso de “Se Arrienda” tendrás menos competencia
  3. Si deseas vender: En este caso proyecta la zona y compra sobre planos, porque no necesitas tener todo el capital, vas ganando valorización mientras se construye y puedes proyectar el potencial de la zona una vez se construya el inmueble lo que le traerá más valorización a futuro.

Invierte con tus familiares o amigos:

Si bien, debes escoger muy bien a las personas para no tener dolores de cabeza futuros, también tendrás una ayuda adicional en algún problema o dificultad futura con el negocio. No está de más valorar que el costo de adquisición es dividido sobre los participantes lo que hará más fácil el pago de las cuotas mensuales tanto de la vivienda como de la hipoteca y, si aún sigues nervioso, el riesgo del capital también se divide y se puede reglamentar jurídicamente con una “Comunidad de bienes”.

Delega lo que no sabes:

Si tienes pánico, no sabes o simplemente te da pereza realizar uno de los procesos, delégalo. Hay agentes inmobiliarios que te pueden ayudar desde la compra sobre planos hasta todo el proceso de arrendamiento lo que incluye la búsqueda y análisis de un arrendatario, el proceso de cobro del arriendo y otros inconvenientes de mantenimiento que puedan suceder con la propiedad.

Recuerda, ellos conocen muy bien el mercado, a las constructoras y los sectores con mayor potencial, te pueden dar grandes consejos.