¿Cómo financiar mi vivienda?, ¿Qué alternativas tengo?

Escucha este articulo:

Uno de los temas más frecuentes que las personas desconocen al momento de elegir su vivienda son las diferentes posibilidades que tienen para financiar su vivienda, independientemente si son vivienda Vis o No Vis, hoy aprenderás cada una de las opciones que tienes para financiar tu próximo hogar.

  1. Crédito hipotecario: es la forma más común y conocida de las opciones de financiación de vivienda; sin embargo, muchos desconocen que este crédito tiene 2 modalidades en su amortización: Tasa fija y Tasa en UVR.

¿Cuál es la diferencia?

  • Tasas y cuotas fijas en pesos: Es claro que este tipo de sistema de amortización al tener una tasa y cuota fija en pesos te protegerá de la incertidumbre de no conocer la inflación en el futuro.
  • Tasas fijas y cuotas variables en UVR: El sistema de crédito con cuotas variables en UVR (Unidad de Valor Real), se determina por la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Es decir, si la inflación que afecta la canasta familiar supera la proyección realizada, los valores de las cuotas futuras serían mayores a los estimados.

Las tasas de interés para créditos en UVR normalmente son más bajas que las impuestas a cuotas fijas, puesto que, es el deudor quien asume el riesgo frente a la inflación. 

Concejos en un Crédito hipotecario:

  • Lee la letra pequeña del contrato: Adquirir un crédito hipotecario es un paso importante. Lee todas las cláusulas del contrato. De no hacerlo se puede ver afectado tu historial crediticio.
  • Establece bien un presupuesto personal: es muy importante saber cuánto tienes disponible para el pago de tu cuota de crédito hipotecario antes de asumir una obligación, conoce cómo realizar tu presupuesto para compra de vivienda en este artículo: Cómo crear un presupuesto para la compra de vivienda.
  • No escojas un plazo de pago demasiado largo: Entre más tiempo te demores en pagar, más intereses tienes que asumir. Además, no sabes en qué condiciones estés de aquí a 30 años.
  • Paga tu crédito en pesos: La ventaja de pagar en pesos es que tendrás una tasa fija por toda la duración del crédito.
  • Investiga: los beneficios, las tasas y los plazos de varias entidades financieras antes de firmar tu crédito hipotecario, esto te garantizará escoger el mejor préstamo según tus necesidades.
  1. Leasing habitacional: Funciona como un arriendo con garantía de compra, esto quiere decir que pagas un canon durante un tiempo determinado por el banco y cuando terminas de pagar las cuotas pactadas puedes elegir comprar la vivienda por un monto determinado por la entidad financiera, solo hasta este momento el inmueble podría ser transferido a tu nombre.

Ventajas del leasing Habitacional

  • Mayor porcentaje de financiación: La financiación para leasing está entre el 80% y el 100% del valor comercial de la propiedad, mientras con un préstamo hipotecario se financia entre el 70% y el 80%.
  • La cuota inicial para compra de vivienda puede ser menor que con un crédito hipotecario.
  • Los intereses suelen ser más bajos: Los intereses corrientes que hayas pagado no se tienen en cuenta en tu declaración de renta.
  1. Pago de contado: Es entregar todo el dinero de la propiedad al vendedor una vez se firmen las escrituras. Cuando tienes esta suma disponible eres un comprador mucho más interesante para el vendedor, eso te da poder de negociación y con ello la posibilidad de solicitar un descuento, intenta hacerlo, aunque sea que la compra la estés haciendo directamente a una constructora.
  1. Permuta: Una permuta inmobiliaria consiste en cambiar un bien por otro. Si vas a comprar casa, pero tienes otros bienes como un auto o una finca podrías cederlos a cambio de una casa o apartamento.