Cómo crear un presupuesto para la compra de vivienda.

Cuando te decides a comprar vivienda, estas dando un paso importante en tu vida y este determinará tu situación financiera a futuro. Por ello, realizar un buen presupuesto antes de tomar una decisión es trascendental para asegurar tu tranquilidad y realizar una buena compra.

A continuación, te dejaremos unos consejos para que puedas construir dicho presupuesto:

  1. Define tus ingresos, ahorros y gastos:

Realiza el listado con todos los ingresos que tengas, salario, remesas, otros ingresos; así mismo de cada uno de tus gastos y ahorros, incluyendo las cesantías y primas. Si tu compra va a ser en pareja, te recomendamos que incluyas sus ingresos y gastos también, y hagas un presupuesto consolidado para los 2.

Puedes utilizar una plantilla de Excel para hacerlo, haz clic aquí para descargar una.

  1. Define las características de la vivienda que deseas:

Al definir el tipo de vivienda, la zona y comodidades que deseas para tu próxima vivienda, tendrás un valor estimado de lo que costaría tu casa nueva. Busca en un portal inmobiliario precios de distintos inmuebles con características similares al que buscas y en la zona en la que te gustaría comprarlo.

La recomendación de expertos es que la vivienda que quieres adquirir no supere el valor de 4 veces los ingresos familiares del año.

  1. Busca una buena financiación:

Si haces parte del común denominador de las personas seguramente vas a solicitar un crédito hipotecario para pagar el porcentaje restante de la vivienda, nuestra recomendación en este caso es que busques el banco con menor tasa de interés y costos adicionales; además, ten presente que la primera cuota del crédito no deberá superar el 30% de los ingresos familiares, para ello con tu asesor bancario evalúa el sistema de amortización (pesos o UVR).

  1. Ten en cuenta los gastos adicionales:

Al comprar una vivienda tendrás que asumir unos costos adicionales de notaría y registro que debes tener en cuenta, aparte del costo de las adecuaciones que debas hacer una vez el inmueble te sea entregado.

  1. No olvides los gastos de mantenimiento:

Si bien estos gastos solo deberás hacerlos una vez el inmueble sea tuyo, y para tal momento se supondría que tendrías unos ingresos superiores a los que hoy mantienes con tu empleo o empresa, debes proyectar los costos de mantenimiento del inmueble, impuestos y seguros, teniendo en cuenta que tendrías la obligación de la cuota mensual del crédito hipotecario, disminuyendo tu liquidez mensual.

Si quieres leer más artículos que te ayudarán al momento de comprar tu vivienda, haz clic aquí: